Luis Felipe Noé, o la reinvención permanente de un artista excepcional

0
4

Su trayectoria como artista, una creatividad incesante, un rechazo constante a los encasillamientos y a los convencionalismos. Nunca en una exposición de Noé, y ya ha realizado más de 100 muestras individuales, se pasará ante las obras sin consecuencias; obra atemporal a la que se puede volver y ver como si fuera la primera vez.

¿Cuáles son esas consecuencias? Sorpresa por los materiales que se atreve a usar, las osadas combinaciones de marcos vacíos, telas colgando de bastidores, deconstrucción del cuadro convencional, inclusiones de espejos y otros materiales, temas históricos, paisajes, el ser humano, la cita a escritores y pensadores que han dejado huella en su formación, la libertad absoluta que grita desde la tela ante procesos críticos del país, algo también importante; la invitación a la reflexión. Tomamos por ejemplo una de sus frases: “cuando pienso en el mundo, pinto y cuando pienso en la pintura, escribo”.

Pensamientos

Entre los pensamientos de este artista está el concepto de pintura que para él sigue siendo manual, pero su constante preocupación es el límite de la pintura como medio idóneo para reflejar el mundo de hoy. El arte digital no refleja de por sí el mundo en red, la pintura tampoco está condenada a no poder lograrlo. Como es habitual en noviembre, la galería Rubbers está tomada por Noé. La actual muestra se titula “Vida es una palabra Abstracta”, doce obras en las que reflexiona sobre los múltiples significados de la palabra vida que a sus 89 años cobra una dimensión abstracta.

“¿Más allá …de qué?”, pastel graso y seco, tinta acrílica, acrílico sobre tela de gran dimensión; “Cuestión de límites”, tinta acrílica y acrílico sobre tela, y diversas técnicas; “Divagaciones”, “Para el otro lado”, “Todo es posible a condición de que sea lo suficientemente absurdo”, “Vivir vidas ajenas”, “El imprevisto destino”, títulos que nos hace recordar a la famosa frase shakespereana del acto 2, escena 2 de Romeo y Julieta: What´s in a name? o sea “¿de qué vale un nombre?”. No significa nada pero a Noé le encantan los títulos y al espectador le da pistas. Un Noé se reconoce de inmediato: pincelada vibrante, colorido ídem, alguna vez señaló: “mientras exista el color hay esperanza”, línea vital y vertiginosa, visión fragmentada, nada es estático, obra llena de vericuetos, osada, a veces, irónica, y como dijo Fermín Fevre ya en 1997: “realiza una pintura exclusiva, salida de sus entrañas que no podría existir si no hubiera en él un mundo interior tan desbordante”.En esta exposición también regala una joyita a lo Van Gogh: “Naturalmente”, acrílico, tinta acrílica, bronce, marco madera, óleo sobre tela. (Rubbers International Av. Alvear 1640 P.B. Lunes a viernes de 12 a 18).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí