Elevaron a juicio oral a Sebastián Villa por presunta agresión y amenaza a su ex novia

0
37

Boca

Elevaron a juicio oral a Sebastián Villa por presunta agresión y amenaza a su ex novia

La situación judicial del colombiano se complicó luego de que el juez eleve a juicio su caso con Daniela Cortés, a partir de la existencia de indicios suficientes de que los hechos habrían sucedido.


El 27 de abril de 2020, Sebastián Villa ingresó en su casa del coqueto Barrio Saint Thomas en Canning. Parecía una mañana cualquiera, pero no: ese día su vida y la de Daniela Cortés cambiarían rotundamente. Porque después de mantener una discusión con su pareja, según dio por probado la fiscal Véronica Pérez y ahora consiguió el respaldo del juez de la causa, Javier Mafucci Moore, la habría agredido y hasta amenazado con contratar un sicario si no se volvía a su país.

Cortés denunció el hecho primero en las redes, después en la Justicia y esta mañana el juez decidió elevar al futbolista a juicio oral, con lo que se complica no sólo su situación judicial sino también deportiva: habrá que ver ahora qué hace Boca ante la inminencia de los octavos de final de Copa Libertadores, planteados para julio. Porque en un primer momento, Villa fue apartado, pero ante los tiempos judiciales, la presunción de inocencia y la necesidad del equipo de Miguel Angel Russo, el colombiano volvió a jugar diez meses después, desde noviembre de 2020. Para eso, el club había manifestado que hasta que no termine de sustanciarse la causa, y además porque la propia Cortés no oponía resistencia a la medida, Villa estaba a disposición del técnico.
Bueno, esta mañana se produjo un movimiento clave en el caso y la institución tiene ahora dos opciones: esperar a que se realice el juicio oral y recién sacarlo de circulación si es encontrado culpable, o ante la nueva situación donde existen indicios suficientes de que los hechos sucedieron, y es por eso que el juez lo eleva a juicio, volver a dejarlo de lado. El abogado de Villa, Martín Apolo, le aseguró a TyC Sports que apelará la medida y será la Cámara la que resuelva finalmente si hay juicio o no. Pero la noticia es de un impacto fuertísimo.

En su resolución, el magistrado hace suyas las argumentaciones de Cortés y la fiscal y escribe en forma contundente: “El 27 de abril de 2020, en hora no determinada pero durante la mañana, en el interior de la casa 421 del Barrio Country Saint Thomas, de la localidad de Canning, partido de Esteban Echeverría, Sebastián Villa profirió amenazas hacia Daniela Cortés Meneses, con quien mantenía una relación de pareja previa, anunciándole un mal grave, inminente, futuro y dependiente de su voluntad con el propósito de compeler a la mencionada a hacer abandono de su residencia habitual, al anunciarle que iba a arruinar su vida y la de su familia, en particular que atentaría contra la vida de su madre, su padre y su hija si no se retiraba de la casa, y después, mediando violencia de género consistente en una relación desigual de poder Villa le propinó a Cortés un golpe de puño en la frente la tomó del brazo y de los cabellos arrojándola al suelo, provocándole, mediante golpes de puño y patadas en piernas, abdomen, muslos y caderas, edema y eritema en frente lado derecho, equimosis en brazo derecho cara interna símil lesión que deja la digito presión, y equimosis en raíz de muslo izquierdo”.

A partir de ello, el juez eleva a juicio a Villa por coacción y lesiones leves agravadas por el vínculo y violencia de género, delito que tiene como penas en el caso de la coacción de dos a cuatro años de prisión y en el de las lesiones leves, de un mes a un año, a lo que hay que sumarle un tercio por el vínculo y la violencia de género. Es decir que si se probaran en juicio ambos delitos, y aún cuando le den el mínimo de la pena, Villa podría sufrir una condena de prisión efectiva. Claro que en el dictamen el juez deja entrever que para el delito de coacción no tiene prueba contundente como sí, a su parecer, lo tiene el de la violencia física por lo que si un tribunal tomara esta misma opción y solo lo condenara por las lesiones, el jugador enfrentaría una sentencia no mayor a un año y cuatro meses de cumplimiento condicional. Siempre y cuando, claro, sea encontrado culpable porque en el debate oral también puede el tribunal considerar insuficiente toda la prueba y absolverlo.

Claro que esta no fue la lectura del juez que se apoyó para tomar su decisión en la pericia médica que constató las lesiones de Cortés, en los intercambios de whatsapp de Villa con la familia de Cortés y de la propia Daniela con sus amigas donde se habla de que viene sufriendo la presunta violencia desde tiempo atrás y en las declaraciones de una empleada doméstica de la pareja.

De hecho, también incorpora como prueba un intercambio de mensajes entre Cortés y Juanfer Quintero, donde se menciona el tema. El futbolista había asegurado que todo era parte de un chantaje que su pareja le estaba haciendo donde le pedía dinero a cambio de no denunciarlo falsamente, pero esa contradenuncia fue archivada primero por la fiscal Pérez y ante la apelación, confirmado su archivo por el fiscal general. Así las cosas, la situación de Villa quedó en una delgadísima línea y Boca deberá definir qué hace con el jugador mientras la Copa espera a la vuelta de la esquina.

Viernes, 04 de junio de 2021

Tn Corrientes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here