El actor francés Claude Brasseur murió a los 84 años en París

0
18
Brasseur fue exitoso en la década del 70

Brasseur fue exitoso en la década del 70

El actor francés Claude Brasseur, de 84 años y ganador del Premio César en dos ocasiones –una como actor secundario por “Un elefante con una trompa enooorme”, en 1975-, falleció este martes en París, publicó la prensa gala, aunque su representante negó que haya sido víctima de la covid-19.

El intérprete será enterrado en el cementerio parisino de Père Lachaise, junto a su padre, el también actor Pierre Brasseur, fallecido en 1972, con quien tuvo en vida una relación muy complicada.

Nacido en Neuilly-sur-Seine (afueras de París) en 1936, comenzó su carrera en el teatro pero pronto dio el salto a la gran pantalla donde trabajó con actores como Jean Gabin, Alain Delon, Romy Schneider y directores como Édouard Molinaro, Jean Renoir, Jean-Luc Godard o François Truffaut.

Luego de cumplir con una prestigiosa actividad en los teatros, Brasseur logró que su rostro fuera uno de lo más conocidos del cine francés en los años 1970 y 1980, y aunque su carrera se prolongó hasta 2016 en los últimos años se limitaba a figuraciones en comedias poco valoradas por la crítica.

En 1977 ganó el César por su interpretación en aquella comedia del director Yves Robert, la historia de cuatro amigos de infancia a punto de cumplir 40 años y, de nuevo en 1980, por su papel en “La guerra de los policías”, de Robin Davis.

En una extensa carrera en la pantalla se lo vio actuar en “El país de donde vengo” (1956), de Marcel Carné, “Los ojos sin cara” (1959), de Georges Franju, y “Solamente por amor”, dirigido por Jean Aurel, Jack Dunn Trop y Roger Vadim, “Los siete pecados capitales”, dirigida por Claude Chabrol, Edouard Molinaro, Jean-Luc Godard, Jacques Demy, Roger Vadim, Philippe de Broca, Sylvain Dhomme y Max Douy, ambas de 1961, cuando se estilaban los filmes colectivos y en episodios.

La lista incompleta sigue con “Fuga allegro vivace” (1961), de Jean Renoir, “Código secreto” (1962), de Edouard Molinaro, “Germinal” (1963), de Yves Allégret, “Cáscara de banana” (1964), de Marcel Ophuls, “Asalto frustrado” (1964), de Jean-Luc Godard, y “Donde sobra un hombre” (1966), de Costa-Gavras.

Otros títulos fueron “Una chica linda como yo” (1972), de François Truffaut, “Encuentro en la playa” (1974), de Georges Lautner, “La agresión”, de Gérard Pires, “Un elefante con una trompa enooorme”, de Yves Robert, y “Se debe vivir peligrosamente” (1975), de Claude Makovski, “El engaño”, de André Téchiné, y “El gran mentiroso” (1976), de Claude Pinoteau, y “Una historia simple” (1978), de Claude Sautet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí